Nunca me he sentido más cerca de Dios que en estos dieciséis meses de montaña
Madre Ascensión Nicol Goñi