Los hombres quieren ver por sí mismos la claridad, no quieren que seas tú quien vea por ellos
Fr. Louis Lebret, OP