Aquí se necesitan espíritus templados, amantes del sacrificio, pues quién no tiene esto no es ayuda sino rémora para la obra
Madre Ascensión Nicol Goñi