El propósito principal de Dios es dar vida
M. Eckhart