Nos hemos congregado en comunidad para vivir unánimes en casa, teniendo una sola alma y un solo corazón en Dios
LCO 2 §1