La comunidad vive en función de la misión, siempre en movimiento y en la búsqueda del otro
Cap. Bogotá n. 163

Vocaciones Sacerdotales y Religiosas

La formación de los estudiantes dominicos y de los futuros sacerdotes es de suma importancia para la Iglesia. Sobre todo la de los sacerdotes diocesanos para llegar a constituir el clero autóctono en los lugares de misión, especialmente en el Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado. Aquí se encuentra el seminario San Juan María Vianney.

Esta es la tarea del seminario, seguir formando a los seminaristas de hoy y sacerdotes de mañana, quienes tomaran poco a poco el relevo a los misioneros para llevar la Buena Noticia a los lugares recónditos de nuestra Iglesia local. Como es lógico, para ello hacen falta recursos económicos, sin los que no podríamos lograr nuestro propósito.

Hoy por hoy el aporte local y el de los propios seminaristas son mínimos. Así mismo, la ayuda de Adveniat es cada vez menor y de POSPA sólo para los alumnos de teología. Es por eso que el Secretariado de Misiones financia los gastos de alimentación y formación académica de los alumnos de humanidades, filosofía y de etapa pastoral previa a los estudios teológicos.

También el Secretariado de misiones ayuda al mantenimiento y estudios de los futuros misioneros dominicos: jóvenes procedentes de nuestras misiones que sueñan con continuar la tarea misionera de los actuales.