El predicador es en primer lugar el hombre del encuentro y del diálogo
Cap Bogotá n. 47

Noticias

Presencia de la Familia Dominicana en la COP25 Chile-Madrid: “Es tiempo de actuar”

Compartimos el primero de los informes de la Oficina de Dominicos por la Justicia y la Paz de Ginebra sobre la presencia de la Familia Dominicana en la COP25 Madrid-Chile

Cuando la Familia Dominicana de Madrid tuvo noticia del cambio de sede de la COP25 de Santiago de Chile a nuestra ciudad, nos pusimos a trabajar coordinados con la Oficina de Dominicos por la Justicia y la Paz de Ginebra. En un tiempo récord logramos organizar un programa de actividades paralelas que se sumaban al extenso programa de actividades organizadas durante la COP25, tanto en la sede de IFEMA como en la Cumbre Social que comendó el 6 de diciembre en la Complutense como en otros lugares de la ciudad.


La coordinación con nuestra oficina ante Naciones Unidas nos permitió integrar como participantes acreditados en la COP25, junto a Laurance Baltner, trabajadora en la Oficina de Ginebra y a sor Cecilia Espenilla, Coordinadora de las Hermanas Dominicas Internacional-Justicia y Paz y residente en Santa Sabina (Roma), a representantes de algunas entidades de FD relacionadas con la promoción de derechos humanos, justicia y paz, justicia climática, etc... tales como el Secretariado de FD-España, la ONG Acción Verapaz, el Observatorio de Derechos Humanos Samba Martine y Selvas Amazónicas.

En total 8 miembros de la FD hemos podido hacer una experiencia, nueva para muchos, en un foro internacional que con sus luces y contradicciones, nos ha permitido asomarnos a los engranajes de la política y la diplomacia cuyos resultados al final de la Conferencia, finalmente han venido a confirmar la sensación de bloqueo y poco optimismo que presidía la apertura de la COP25. Una COP que nunca debió de haberse celebrado fuera de Santiago de Chile por las conexiones y expectativas del tejido social latinoamericano que veían en la celebración del evento en aquel continente hermano una ocasión para dar más voz y visibilidad a las demandas sociales de las colectivos empobrecidos, pueblos originarios, etc..

 

 ¿De qué hemos sido testigos durante estas dos semanas?

Del encuentro interreligioso organizado por varias entidades confesionales, entre ellas Dominicos por la Justicia y la Paz que tuvo lugar el domingo 1 de diciembre en la sede de la Iglesia Evangélica Española. Un taller sobre la esperanza y la acción, la aportación de las diferentes tradiciones religiosas a la corresponsabilidad en el cuidado de la creación, de compartir profundo en la diversidad.

Estas mismas entidades organizaron conjuntamente otro Taller sobe vínculos entre Derechos Humanos y Cambio Climático el martes 10 de diciembre, en el que aprendimos y continuamos profundizando sobre el tema. Ese mismo día la Familia Dominicana se convocó a orar en O-Lumen junto a la exposición Violencias Silenciadas, por el cuidado de la Casa Común, y allí llevamos a la oración lo que en la calle fue un grito compartido por miles y miles de personas y entidades venidas de todas partes del mundo que confluyeron el viernes 6 de diciembre en la Marcha contra el cambio climático.
O mejor dicho, en la marcha a favor de cambios en nuestros modos de vida, de políticas y medidas reales que contribuyan a detener el calentamiento global, la sobreexplotación y contaminación de nuestros ecosistemas. 

Nuestra presencia en estos y otros eventos de la COP25 nos confirmó en la afirmación recogida por Laudato Sí, cuando sostiene que en nuestro mundo “Todo está conectado”. Durante nuestra participación en eventos paralelos o culturales de diversa índole celebrados dentro de IFEMA (sede de la COP25) en la zona verde de la ONGs o en zona azul más oficial, junto a donde negociaban las delegaciones oficiales, veníamos a confirmar esta realidad. Por todas partes la humanidad enfrenta desafíos semejantes conectados entre sí.


“Es tiempo de actuar”. Y sin embargo los Estados representados en la COP25 no han pasado de las palabras a las acciones, si exceptuamos algunos intentos de la Unión Europea y otros pocos países, donde han quedado fuera justamente aquellos que más contaminan.



En parte se ha defraudado la esperanza de la gente, cuando parece haberse conseguido todavía poco ante el gran reto de evitar el calentamiento global, las reducciones de emisiones, la reparación de los daños, la solidaridad entre países más o menos empobrecidos... ahora la mirada está puesta en la continuidad de la lucha ciudadana en cada barrio, ciudad, país, región, continente, y en la próxima COP26 en Glasgow.
Cada vez queda menos tiempo para abordar uno de los mayores desafíos de la humanidad relacionado con otros desafíos desestabilizadores de la dignidad y la convivencia en tantas partes del único planeta que tenemos (sequías, desastres naturales, guerras, desplazamientos forzosos, migraciones, enfermedades...etc).

Como Familia Dominicana vamos aprendiendo a organizarnos y a estar presentes en la incidencia social y política como consecuencia de un modo profético de ser Iglesia al servicio del mudo y del cuidado de la Casa Común. Es tiempo de actuar. De informarse, de orar, concienciarse con buena información, de profundizar en las enseñanzas de Laudato Si ´, comprometerse desde lo pequeño hasta lo más institucional, de abrazar la “conversión ecológica” a la que somos convocados, una conversión integral que asuma el derecho de las generaciones más jóvenes y de los empobrecidos, los derechos y responsabilidades de todas y todos en la construcción de un futuro en dignidad, sostenibilidad para el que es preciso dejarse cuestionar. Es tiempo de actuar. Actuemos.

Esta fue también la invitación a la que nos envió la Iglesia de Madrid reunida junto al Movimiento Católico por el Clima y otras entidades católicas durante la eucaristía con motivo de la COP25 celebrada el domingo 8 de diciembre, junto a participantes en el Sínodo Especial para la Amazonía en la que también participamos. La Iglesia en la Amazonía y en otros lugares busca nuevos caminos, caminos de conversión para los que continuamos solicitando la oración de las monjas que desde sus monasterios sostuvieron durante la COP25 y sostienen, nuestros pasos en este ámbito de vida y misión dominicanas relacionadas con la justicia, la paz y el cuidado de la Creación. Todo está conectado. Es tiempo de actuar.

 



Otras noticias:

La grave emergencia sanitaria y humanitaria en nuestras misiones

27 de julio de 2020

La situación en nuestros países de misión continua siendo grave. La emergencia sanitaria y humanitaria golpea nuestras misiones con graves consecuencias para las personas y comunidades más vulnerables. Tú puedes ayudarnos a ayudar.


Central Romana se enfrenta a una denuncia en el Tribunal de Florida

24 de julio de 2020

Los desalojos que se produjeron en El Seibo en 2016, por parte de la compañía Central Romana, han sido denunciados ante el Tribunal de Florida. Las víctimas buscan reparación por los daños causados. Esta noticia analiza el caso y explica la denuncia interpuesta en defensa de la Dignidad.


Primera Asamblea Mundial por la Amazonía

22 de julio de 2020

El pasado 18 y 19 de julio se realizó de modo virtual la primera Asamblea mundial autoconvocada por la Amazonia, bajo el lema “Contra el etnocidio, el ecocidio y el extractivismo que se agravan con la pandemia”.


Mons. David Martínez, OP, obispo de Puerto Maldonado, se une a la petición de una ley de debida diligencia.

6 de julio de 2020

La Declaración de Obispos “Ahora más que nunca, necesitamos la debida diligencia obligatoria en la cadena de suministro para poner fin a los abusos de las empresas y garantizar la solidaridad mundial” ha sido firmada por más de cien obispos de todo el mundo.


Mons. David Martínez, OP, elegido vicepresidente de la Conferencia Eclesial Amazónica

3 de julio de 2020

Con motivo de su elección como vicepresidente, el Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica publica una entrevista a Mons. David Martínez.


Conocemos los ganadores del III Concurso de Investigaciones Amazónicas en Perú

16 de junio de 2020

El Centro Cultural José Pío Aza publica el resultado de los ganadores del III Concurso de Inestigación Amazónica: Perú, País Amazónico.


Lanzamos la campaña Sembramos Frente Al COVID-19

15 de junio de 2020

La emergencia sanitaria y humanitaria se agrava en nuestras misiones debido al corononavirus. Enfermar o pasar hambre no puede ser la elección. ¡Ayúdanos!


Pronunciamiento de la Comunidad Nativa de Tangoshiari en relación al COVID-19

3 de junio de 2020

La Comunidad Nativa de Tangoshiari, ubicada en el Bajo Urubamba, ha realizado un pronunciamiento sobre las restricciones de acceso a su territorio como medida de protección ante el COVID-19


¿Cuál es la situación actual de nuestras misiones frente al COVID-19?

2 de junio de 2020

En un momento como el actual, en el que el número de contagios ha ido disminuyendo en España, vemos como la situación se va agravando día a día en nuestras misiones. Las datos de casos confirmados dejan paso a cifras de pobreza y hambre.


Fr. Samuel Torres, OP: “Que se escuche la voz de los pueblos originarios”

26 de mayo de 2020

El dominico, director del Centro Cultural José Pío Aza en Perú, nos anima a: “Que el Señor nos siga fortaleciendo a todos para poder cumplir aquello que se nos ha encomendado”


Día de África: Aplanemos la curva del Covid-19 y de la desigualdad en el mundo

25 de mayo de 2020

Desde Selvas Amazónicas, a través de Redes ONGD, lanzamos un comunicado en el Día de África. Necesitamos medidas creativas y urgentes para no dejar a nadie atrás en África. El tiempo es ahora.


Madre de Dios nos necesita para enfrentar el COVID-19

18 de mayo de 2020

Cáritas Madre de Dios con el apoyo del gobierno regional lanza la campaña "Madre de Dios, seamos uno" para dar respuesta a la situación de emergencia frente al COVID-19.


Selvas Amazónicas a través de Enlázate por la Justicia se une a la Semana Laudato Si’

13 de mayo de 2020

Nos unimos a la Semana Laudato Si' y animamos a construir de forma conjunta un mundo mejor. Esta iniciativa patrocinada por la Santa Sede ofrece formación en línea y un día mundial de oración.


Educación y coronavirus: Aprendiendo en la Misión de Shintuya

8 de mayo de 2020

El presente artículo aborda un importante registro etnográfico en tiempos de COVID-19. Un relato desde la mirada antropológica del Lic. José Carlos Ortega R.*, quien desde la Comunidad nativa Shintuya hace un balance de la historia misional, el actual acompañamiento de la misión y los retos educativos de estudiantes indígenas amazónicos.


Selvas Amazónicas reabre su oficina el próximo 18 de mayo

5 de mayo de 2020

Os informamos de la reapertura de nuestra oficina el próximo lunes 18 de mayo y de las acciones que llevaremos a cabo con nuestra vuelta.


12345678910...